miércoles, 22 de mayo de 2013

INTRODUCCIÓN

La planeación es la primera etapa del proceso administrativo, y como tal, es la etapa  que da congruencia a las acciones de gobierno, ya que si no existe una debida  planeación, las fases siguientes del proceso pueden carecer de articulación para  alcanzar los objetivos deseados. Planear adecuadamente conlleva el detectar  oportunamente las necesidades y carencias de la población para hacerles frente y  resolverlas, pero además, significa el plantearse hacia dónde quiere llegar la  administración pública, visualizar un futuro deseado y construir a partir del presente las  acciones necesarias para lograrlo.
No debe dejarse a la planeación sólo como una obligación de  ley, sino como la oportunidad de vislumbrar el futuro deseado, ya que la planeación  permite:
• Satisfacer las necesidades sociales.
• Promover el desarrollo integral de la comunidad.
• Procurar el desarrollo de todas las comunidades del municipio.
• Programar y priorizar las acciones de gobierno a fin de dar racionalidad al  proceso.

La Planeación es la primera etapa del Proceso Administrativo Público, seguida de la Programación. Es importante conocer que elementos son la base para llevar a cabo este proceso y  por ello en este blog se presentan tres apartados fundamentales para comprender cómo se lleva a cabo la gestión pública del Agua.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada